BDS

ACOM pide al Gobierno que impida los intentos de discriminación  que sufren los ciudadanos judíos auspiciado por Podemos y partidos separatistas

Publicado el

Angel Mas, portavoz de Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM)  ha pedido hoy al Gobierno más apoyo y que cumpla su obligación de defender a la minoría judía española ante su socio de gobierno, Podemos. Según la asociación la formación liderada por Pablo Iglesias lleva impulsando desde hace años iniciativas en las distintas administraciones en las que tiene representación para excluir a los ciudadanos judíos de la vida económica, social, política y económica de ayuntamientos, provincias y regiones, creando un clima de hostilidad antisemita.  Mas se ha pronunciado así hoy con motivo de la celebración, hoy 27 de enero, del Día de la Memoria del Holocausto.

Esta misma semana la ministra de Justicia, Dolores Delgado, subrayó durante el Acto de Estado en Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad la importancia de recordar la «barbarie» del Holocausto en un momento en que «el populismo, la antipolítica y la radicalidad empujan» hacia épocas pasadas. «No podemos permitir que semejante infamia deje de ser recordada. Por eso son necesarios actos como este. En un momento en que el populismo, la antipolítica y la radicalidad empujan para llevarnos a épocas que no queremos repetir, se hace imprescindible, más que nunca, recordar”.

También el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, insistió en la importancia del recuerdo para no repetir «uno de los escenarios más terribles» de la historia. Para Mas el partido del Gobierno sigue dando la espalda a los ciudadanos judíos ante el crecimiento del antisemitismo. “No se puede estar apoyando a los judíos muertos mientras se denigra, persigue, criminaliza y discrimina a sus supervivientes, los judíos vivos, usando los mismos ancestrales clichés antisemitas”, ha afirmado. A su juicio, esta fijación enfermiza contra los judíos, además de estas iniciativas legislativas,  se enmascara aplicándola al judío colectivo: el Estado de Israel, demonizando, deshumanizando y tratando con doble rasero al país donde viven la mitad de los judíos del mundo, y que apoya la inmensa mayoría de los judíos de la diáspora.