ActividadesBDS

ACOM prepara acciones legales contra el Ayuntamiento de Sagunto

– El Pleno del Ayuntamiento de Sagunto ha votado a favor de la adhesión al movimiento “Espacio Libre de Apartheid israelí” y reclama el embargo de armas a Israel.
– Dicha adhesión supone una grave discriminación ilegal y seguramente implica un delito de prevaricación por parte de los concejales.

El Ayuntamiento de Sagunto, ciudad valenciana de 64.000 habitantes, ha votado el pasado 26 de junio en el pleno del consistorio su adhesión al “Espacio Libre de Apartheid israelí”, acto que supondría una grave discriminación ilegal, convirtiendo la ciudad valenciana en un territorio “Judenfrei”, hostil a cualquier ciudadano o empresa israelí y a cualquier español asociado con Israel.

La moción ha sido impulsada por el movimiento BDS de Valencia y presentada al pleno por el grupo de izquierda radical, Esquerra Unida. La adhesión ha salido adelante con los votos a favor de  Esquerra Unida, Coalición Compromís, Iniciativa Porteña, Partido Socialista de Valencia y ADN Morvedre (Podemos), la abstención del PP y el voto en contra de Ciudadanos.

ACOM ya ha comenzado a tomar medidas legales contra los diferentes actores que han intervenido en la promoción y aprobación de dicha adhesión. La declaración del Ayuntamiento es completamente ilegal e inconstitucional, como así lo han determinado con anterioridad los tribunales de justicia españoles. De igual forma, ACOM iniciará acciones legales contra los regidores por prevaricación, buscando su inhabilitación, enmarcando los hechos en el artículo 510 del Código Penal, y contra los promotores de la declaración por incitación al odio.

El movimiento que impulsa las declaraciones de adhesión a espacio ELAI y BDS, además de ser un movimiento que conlleva una falsa solidaridad con los palestinos, niega la solución de dos estados, es marcadamente antisemita al no reconocer el derecho a la existencia de Israel y blanquea, justifica y hace apología del terrorismo palestino. Esta aseveración es evidente dado que nunca han emitido una condena contra los grupos terroristas que operan contra Israel, ni reconocen la pluralidad étnica, cultural y religiosa de Israel, donde el 20% de la población es árabe y disfruta de plenos derechos. Es muy importante remarcar que esa población árabe-israelí también sería discriminada por este acuerdo.

Finalmente, cabe recordar que los inspiradores de las mociones como la del Ayuntamiento de Sagunto, el grupo constituido con nombre BDS Pais Valencià, sin inscripción legal, tiene a nueve de sus miembros sentados en el banquillo por graves delitos por el acoso, las coacciones y agresiones sobre el artista judío norteamericano Matisyahu en el verano del 2015. La ferocidad de la campaña contra el cantante por ser judío (no israelí) y la turba violenta que intentó reventar la actuación del artista, puso en evidencia que el BDS es un grupo asociado a comportamientos sectarios e intolerantes que son nefastos para la convivencia cívica y democrática.