ActividadesIsraelTerrorismo

Ahed Tamimi demuestra que su causa es promover el odio y no la paz

Publicado el
El principal mensaje de la agitadora palestina es el de buscar apoyos para la promoción del movimiento antisemita BDS y banalizar el sufrimiento del pueblo judío durante el Holocausto.

*****

Ahed Tamimi llega a España para continuar con su largo historial de violencia verbal, cuando no física. Las imágenes que la han hecho famosa recogen el momento en el que cometía algunos de los delitos por los que fue condenada: la adolescente golpea repetidamente a un soldado al que patea y abofetea, ante la impávida reacción del militar -que demuestra un temple encomiable para no responder a la agresión. La madre de Ahed, Nariman Tamimi, es curiosamente la que graba la escena. La joven Tamimi aceptó una condena de ocho meses de prisión por cuatro delitos de agresión. Mediante el acuerdo, la Fiscalía retiró otros ocho cargos.

Ahora, en sus primeras declaraciones públicas tras aterrizar en España, la pequeña del “Clan Tamimi” ha demostrado que su única intención es la de promover el odio hacia los judíos, banalizar el sufrimiento de millones de judíos asesinados durante el Holocausto y el sufrimiento de todas sus familias. Lo único que esto nos demuestra es el profundo adoctrinamiento al que son sometidos los niños a cargo de la Autoridad Palestina.

Cabe destacar que los Tamimi no tienen ningún escrúpulo moral para usar a sus hijos como carne de cañón en su batalla contra Israel. Ya en 2013, un reportaje en The New York Times nos presentaba a los Tamimi como profesionales de la “resistencia”. El texto -acompañado de una extensa y cuidada galería fotográfica- explicaba que Bassem Tamimi -el padre de Ahed- era el responsable de las manifestaciones en su pueblo. No hay otra ocupación para ningún otro miembro de la familia, que sin embargo muestra una vivienda estándar con todas las comodidades propias de la localidad en la que viven, Nabi Saleh, en las cercanías de Ramala.

Contra lo que podría pensarse si uno se informa en la mayor parte de la prensa occidental, el activismo de la familia Tamimi no se limita a las protestas pacíficas, como nos quieren hacer creer. Por ejemplo, una de sus tías, Ahlam Tamimi, condenada a 16 cadenas perpetuas por ser la cerebro de la terrible masacre de la pizzería Sbarro, de la que recientemente se han cumplido 17 años y en la que murieron 16 personas -siete de ellas niños y, además, una mujer embarazada- y fueron heridas otras 130.

Desde ACOM, además de condenar la falta de rigor de los medios de comunicación frente a este personaje de índole exclusivamente propagandista, queremos señalar la falta de responsabilidad política que demuestran quienes promueven la visita a nuestro país de incitadores del odio e impulsores de la falsa narrativa palestina que ningún bien hace a la búsqueda y consecución de la paz.

Para más info consulta nuestro Análisis ACOM: Ahed Tamimi y otras verdades incómodas sobre la ‘resistencia’ palestina