Carta abierta a Luz Casal y Miguel Poveda

Publicada en Publicada en ANP, BDS, Cisjordania, Conflicto, Derecho Internacional, España, Franja de Gaza, Israel, Terrorismo

Estimada Luz, estimado Miguel,

Conocemos por la prensa de las amenazas que el movimiento BDS (boicot, desinversiones y sanciones) os ha lanzado, con la excusa de vuestras próximas actuaciones programadas en Israel. Quienes pretender coartar vuestra libertad, vuestro arte, cercenan la libertad, la cultura y el progreso. Y dañan nuestro propio sistema de convivencia.
Cabe recordar que el BDS no busca la solución de dos estados para dos pueblos, ni el fin del conflicto por la vía de negociaciones: busca la desaparición del único hogar nacional judío y glorifica la violencia como medio para conseguirlo.

Por ser un movimiento discriminatorio y antisemita ha sido prohibido por ejemplo, en Francia y en Canadá. En España, el pasado 25 de mayo, un Tribunal de Oviedo anuló una medida de boicot del BDS por violar los Derechos Humanos, el Derecho Internacional y las libertades fundamentales de la Constitución española.

Estamos seguros de que los muchos artistas españoles que visitan frecuentemente Israel os habrán contado detalles sobre un país que en muchas cosas os recordará al nuestro. Artistas de la talla de Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Diego el Cigala, José Mercé, Chambao, Los Vivancos o el inolvidable Paco de Lucía, entre cientos que hacen de la libertad y la creación su bandera.
No obstante, sí es necesario que conozcáis una serie de datos acerca de Israel que, por mucho que los amigos de los violentos y enemigos del diálogo pretendan enmascarar con mentiras:
Israel no extermina al pueblo palestino. De hecho, como exterminadores los israelíes serian un desastre, pues la población árabe, tanto en Gaza como en el Margen Occidental, ¡ha crecido de un millón en 1970 hasta los cuatro millones en la actualidad! Además, el 20% de la población de Israel, 1,7 millones de ciudadanos, son árabes y su población crece más rápido que la media del país.

En realidad, el Estado judío es el único de Oriente Medio en el que los árabes gozan de plenos derechos democráticos equivalentes a los que disfrutamos en España. Por eso, según todas las encuestas, los árabes israelíes no están dispuestos a abandonar su ciudadanía en favor de un potencial pasaporte palestino. Israel también protege a otras minorías como los yazidies, los beduinos, los árabes cristianos o los drusos y es el único país de Oriente Medio donde la comunidad LGTB vive libre de amenazas.
En resumen, Luz y Diego, los intransigentes pretenden, además de intoxicar a la opinión pública con sus patrañas, coartar la vuestra del modo que mejor saben: con linchamientos, coacciones y amenazas. Como ya lo intentaron con el cantante americano Matisyahu el verano pasado en Benicassim, a empujones y codazos.

Difícilmente será el boicot al diálogo, al conocimiento y al entendimiento, y la criminalización del público de una actuación musical, el método que facilite la paz entre dos pueblos.

2 comentarios en “Carta abierta a Luz Casal y Miguel Poveda

  1. Brillante .excelente carta. No puede ser más clarificadora de la realidad de Israel de este movimiento neo- antisemita denominado BDS. Gracias ACOM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.