EspañaIsraelTerrorismo

Carta al Sr. Ministro de Exteriores: ponga fin a la glorificación del terrorismo

Sr Ministro:
De entre las diferentes funciones del Ministerio que usted dirige se encuentra la administración de fondos destinados al desarrollo y la cooperación internacional. Estos fondos plasman el compromiso de nuestro país con la solidaridad hacia otros pueblos.
Estos fondos no deben, en ningún caso, suponer un cheque en blanco o premio para regímenes o gobiernos poco respetuosos con los Derechos Humanos, ni deben entregarse incondicionalmente, sino vinculados a compromisos éticos por parte de los receptores.
La Autoridad Palestina es habitualmente una de las organizaciones más favorecidas de los fondos españoles destinados a la cooperación internacional. No obstante a ello, esta organización, de forma pertinaz, realiza actos que resultan incompatibles con ser beneficiarios de esos fondos, como el pago masivo de pensiones y/o sueldos a terroristas palestinos encarcelados en prisiones israelíes, o a sus familiares.
Solo en el año 2016 más de 180 millones de dólares fueron pagados en este concepto por la Autoridad Palestina para más de 36.000 beneficiarios (entre terroristas y familiares) de este macabro sistema de pensiones que premia su sangrienta labor contra los ciudadanos de Israel.
Además de todo lo anterior la Autoridad Palestina hace proselitismo y ensalzamiento del terrorismo en sus medios de comunicación así como en sus actos públicos y atenta contra los derechos de la infancia adoctrinando a los menores palestinos en su sistema educativo.
Estos actos suponen un grave obstáculo para alcanzar una paz justa en la región. Que el dinero de los contribuyentes españoles se use por la Autoridad Palestina para esos fines sigue siendo una fuente de vergüenza, además de una grave irresponsabilidad por parte de su departamento.
Es por ello que le conminamos a que el Gobierno de España cese de inmediato cualquier transferencia de ayudas a la Autoridad Palestina hasta que su ministerio pueda verificar fehacientemente que esos pagos a terroristas han cesado, la glorificación de sus actos, nombrando lugares y colegios con sus nombres ha sido anulada, y se pueda certificar que la enseñanza a los niños palestinos subvencionada con nuestro dinero no contribuye a la glorificación del terrorismo.Es lo mínimo de después de unos meses en su cargo se le debe exigir y este necesario cambio de actitud constituiría un nuevo rumbo moral que marcaría positivamente su gestión.
Atentamente,

Angel Mas
Presidente de ACOM