EspañaIsraelTerrorismo

El Ayuntamiento de Madrid firma una declaración insultante y abiertamente hostil contra Israel  

Publicado el
 – ACOM denuncia la promoción del antisemitismo desde el Ayuntamiento de Madrid
– La declaración institucional anti israelí, aprobada de forma unánime por el Pleno, evidencia la aceptación y proclamación de una narrativa falsa y deliberadamente sectaria sobre Oriente Medio desde las instituciones de todos los ciudadanos y por parte de  nuestros representantes.

*******

El pasado miércoles, el Ayuntamiento de Madrid emitió una declaración institucional, aprobada por el pleno de forma unánime, condenando al Estado de Israel e instando al Gobierno de España a imponer un embargo integral a la venta de armas a Israel. Dicha declaración no es más que un ataque malintencionado y difamatorio al Estado de Israel.

ACOM denuncia la irresponsable frivolidad política de los firmantes de una declaración repleta de incorrecciones y carente de información veraz sobre el conflicto entre Israel y la Franja de Gaza. Es decir, entre la única democracia en Oriente Medio y el régimen terrorista de Hamás.

Esta difamación contra el Estado de Israel y la consecuente promoción del odio antisemíta, están lideradas habitualmente por el Tercer Teniente Alcalde, Mauricio Valiente, del grupo Ahora Madrid. Pero en esta ocasión, irresponsable e inconcebiblemente, su propuesta ha sido secundada por todas las fuerzas políticas del consistorio madrileño, en un gesto muy de insensatez y puerilidad que evidencia en algunos mala fe y en otros un gran desconocimiento sobre Oriente Medio. Por ello, desde ACOM instamos a las fuerzas políticas de la capital, como PP, PSOE y Ciudadanos, que reconozcan su error y en el futuro no caigan en trampas lideradas por los partidos con un marcado sesgo antisemita.

En todos los manifiestos de este tipo que está promoviendo la izquierda radical y judeófoba en España, no hay ninguna condena contra Hamás por promover los disturbios en una zona fronteriza, ni se menciona que la intención del grupo yihadista era infiltrar terroristas entre la población civil para invadir territorio soberano israelí con el objetivo de secuestrar, matar y aterrorizar a la población Del Estado Judío. Además, se ignora convenientemente que más del 80% de los muertos eran miembros de grupos terroristas con fines homicidas, como ya han confirmado públicamente los miembros de Hamás y de la Yihad Islámica. Tampoco existe condena en cuanto a las conocidas tácticas del régimen palestino de usar civiles como escudos humanos incluyendo a menores, como ha confirmado el diputado de Hamás, Fathi Hammad.

Estas cifras avalan que la precisión del ataque de Israel contra los terroristas es casi absoluto, siendo completamente falsa la primera acusación del documento sobre la desproporcionalidad del ataque defensivo llevado acabo por Israel. Pero más evidente es aún después de los ataques del pasado martes de más de cien proyectiles lanzados desde Gaza contra poblaciones civiles israelíes, incluyendo una guardería.  Acto sobre el que los firmantes tampoco realizaron ninguna codena.

En la línea de falta de rigor del documento, se alude a la ilegalidad del bloqueo de Gaza, afirmación radicalmente falsa dado que dicho bloqueo es legal de acuerdo a las Naciones Unidas (Comisión Palmer), las leyes internacionales de bloqueos y según el Manual de San Remo (1994). Cumple con los dos requisitos para serlo: es un bloqueo anunciado y permite enviar ayuda humanitaria a la población civil. Israel envía de forma diaria ayuda humanitaria a la Franja de Gaza. Y si en los últimos días se ha visto dificultado el suministro de ayuda humanitaria, ha sido precisamente porque los terroristas que lideran el ataque han explosionado intencionadamente el gasoducto que surte únicamente a la franja; han dañado tendido eléctrico y destruido el puesto de Kerem Shalom, sin importarles las posteriores consecuencias de la población civil que reside en Gaza.

Desde la evacuación voluntaria de Israel de la franja en 2005, acto unilateral efectuado para promover la paz con los palestinos, casi 20.000 cohetes han sido lanzados desde el enclave contra la población israelí. Fue este hostigamiento continuo lo que provocó las restricciones fronterizas y dos campañas militares israelíes. Además, la cuantiosa ayuda humanitaria internacional recibida, ha sido expoliada por Hamás y utilizada para mantener su infraestructura criminal: construir millonarios túneles para infiltrar terroristas en Israel y adquirir y fabricar cohetes y misiles con los que atacar las ciudades israelíes. A lo largo de los últimos 70 años, se ha evidenciado en innumerables ocasiones que los lideres palestinos no desean la paz, ni quieren la solución de dos estados, pues su único objetivo es la destrucción del Estado de Israel, razón por la que el conflicto continua.

ACOM recuerda a los miembros del Pleno de la capital de España, que Israel es el único estado judío en el mundo, la única democracia en Oriente Próximo y el único país de la región con una trayectoria consistente de respeto a los Derechos Humanos. La defensa de la población civil, y de sus fronteras, es un derecho inalienable de cualquier nación, establecido por la legislación  internacional y recogido en la Carta fundacional de la ONU.

Este último acto político de deslegitimación de Israel, no es más que un nuevo episodio en el extenso historial de agresiones antisemitas de la izquierda radical. Pero la capital de un país democrático como España no puede estar a la merced de ideólogos extremistas, incitadores del odio y del antisemitismo.