ActividadesBDSEspañaHamásIsraelTerrorismo

El boicot contra Israel fracasa en Pamplona

El boicot contra Israel fracasa en Pamplona

El Ayuntamiento de Pamplona aprueba una declaración institucional incitadora del odio antisemita

El BDS pretendía la adhesión del Ayuntamiento pamplonica a su movimiento discriminatorio

ACOM estudia acciones legales ante estas declaraciones injuriosas contra el Estado Judío

 

Madrid, 21 de junio de 2018

El Ayuntamiento de Pamplona se suma a las declaraciones antisemitas del Parlamento Foral de Navarra que están promoviendo los grupos políticos de la izquierda radical española en todos los niveles de la administración pública. En este caso el Consistorio pamplonica, gobernado por nacionalistas, se pronuncia de forma institucional con un texto que incita al odio contra los judíos y en el que hace exigencias que afectan a las relaciones internacionales de España sobre las que no tiene competencia alguna.

La declaración ha sido aprobada por los votos a favor de EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda Ezkerra, en contra de Unión del Pueblo Navarro y con la abstención del Partido Socialista. La intención inicial de la iniciativa era declarar el boicot a Israel, pero la advertencia de las consecuencias legales a las que se atenían los concejales que votasen a favor de dicha declaración ilegal hizo que la pretensión del movimiento BDS fracasase.

Siguiendo las prácticas habituales de engaño y tergiversación de estos grupos radicales,el ayuntamiento ha emitido un texto que pretende llevar a equivoco a los ciudadanos. En la última declaración institucional que el Parlamento Navarro intentó aprobar al respecto, la pretensión de adherirse al movimiento BDS fracasó y no fue incluida en la declaración institucional del Parlamento Foral aprobada el pasado 21 de mayo de 2018.

Con respecto a la referencia que hace el ayuntamiento a una moción similar del Parlamento Navarro en 2016, su intento de falsear y manipular la realidad es evidente y lamentable: la discriminación a la que invitaba a adherirse individualmente dicho acuerdo a los ciudadanos no sólo fue un rotundo y vergonzoso fracaso, sino que se incitaba desde las instituciones a los ciudadanos a una discriminación ilegal, lo que retrata la catadura moral coalición de gobierno en Pamplona y en Navarra.

ACOM, en su labor de defensa de la legalidad vigente y su compromiso con la lucha frente al odio antisemita, estudia estas declaraciones, presentes y pasadas, que son discriminatorias, injuriosas y excluyentes contra el Estado Judío y, si fueran constitutivas de delito, iniciará acciones legales contra el Ayuntamiento y / o sus concejales, como lo hará igualmente contra el Parlamento Foral de Navarra y sus parlamentarios.