ActividadesBDSFranja de GazaHamásIsrael

La Universidad de Granada favorece la apología de la discriminación y el terrorismo

Publicado el

La Universidad de Granada favorece la apología de la discriminación y el terrorismo.

El próximo 6 de marzo, la Universidad de Granada, cuarta universidad española por número de alumnos, celebrará un acto de propaganda política enmascarado como una jornada de economía y empresa. El acto está organizado por la propia Universidad y por el Instituto de la Paz y los conflictos.

El título de la jornada, “Mantenimiento y financiación de los asentamientos israelíes en Cisjordania”, delata el carácter sesgado de la misma y su naturaleza evidentemente propagandística.

Además, Ana Sánchez, Coordinadora Internacional de campañas BDS, es conocida por sus acciones eminentemente antisemitas, entre las que destacan el acoso incesante al Estado de Israel y el apoyo incondicional al movimiento radical BDS, que está siendo acorralado en los tribunales españoles por su clara inconstitucionalidad al promover espacios de segregación discriminatorios, donde los judíos y su estado, y todo aquel que simpatice con ellos, no tienen cabida. Movimiento extremista prohibido en múltiples países del mundo por su irrefutable antisemitismo.

Pero Sánchez va más allá, siendo capaz de ensalzar y defender en público la actividad grupos terroristas palestinos como la Yihad islámica, Hamás o el FPLP.

La elección de la temática junto a la de la conferenciante convierte un acto presuntamente académico en un lamentable discurso de propaganda política extremista y discriminatoria, que tiene como inconfeso objetivo el de deslegitimar a la única democracia de Oriente Medio, el Estado de Israel.

Este acto sólo es una parte de la intensa campaña de propaganda que, fiel a la narrativa antisemita en ámbitos universitarios, pretende falsear hechos, ocultar datos, justificar la violencia genocida y judeófoba a la que se enfrenta el legítimo estado de Israel desde el mismo inicio de su existencia.

Por cuestiones de criterios elementales de convivencia y respeto, ninguna actividad universitaria debe dar cabida a promotores del odio y del terrorismo. Hacerlo, supone dar tintes academicistas y validez intelectual a sus postulados violentos, algo inexcusable en una institución docente, que en todo momento debe ser el atril de la no violencia, de la tolerancia y del respeto.

Desde ACOM, instamos a la Universidad de Granada a la cancelación del acto y a tomar medidas preventivas para no cometer errores similares en el futuro.