ActividadesBDSCisjordaniaConflictoEgiptoEspañaEstado PalestinoFranja de GazaHamásIránIsraelOrganizacionesOriente MedioTerrorismoUnión Europea

ANÁLISIS: las relaciones entre las ONGs del BDS y el terrorismo palestino, al descubierto

bds
Las relaciones entre las ONGs del BDS y el terrorismo palestino, al descubierto
  • La mayor parte del entramado de ONG palestinas o en apoyo al BDS está íntimamente relacionado con organizaciones terroristas.
  • Altos cargos de las bandas terroristas ocupan a su vez puestos destacados en las ONG.
  • Muchas de estas organizaciones recaudan dinero en Europa o EEUU que en lugar de ayuda humanitaria acaba financiando el terrorismo
  • Algunas ONG españolas también están relacionadas con estas ‘ramas humanitarias’ de bandas criminales como Hamás.

 

**********************

Un concienzudo informe del Ministerio de Asuntos Estratégicos y Diplomacia Pública de Israel desvela las relaciones con organizaciones terroristas -principalmente Hamás y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (PFLP, por sus siglas en inglés)- que mantienen ONG dedicadas al BDS y radicadas tanto en Israel y los territorios palestinos como en países occidentales.

También se han constatado la tupida red de conexiones entre las distintas ONG que promueven la deslegitimación y boicotean al Estado de Israel en distintas partes del mundo, lo que hace pensar en una acción concertada a nivel internacional.

El estudio se ha realizado con la información disponible en las propias webs y redes sociales de las organizaciones terroristas, tanto en árabe como en sus versiones en inglés, además de fallos judiciales e información de operativos antiterroristas y de otras fuentes relevantes.

 

Conclusiones generales

La principal conclusión del informe es que muchas de las más importantes ONG que se dedican a promover la deslegitimación de Israel y el BDS tienen fuertes vínculos tanto con Hamás como con el PFLP, desde importantes miembros en el organigrama de las ONG que son o han sido miembros de las bandas terroristas hasta la promoción de actividades conjuntas y de campañas contra el Estado de Israel o la colaboración en cuestiones de logística y, muy particularmente, financieras.

También hay una vinculación ideológica entre todos ellos, pese a que de cara a la prensa o las instituciones occidentales las ONG presenten unos objetivos más o menos compatibles con valores como la defensa de los derechos humanos y el bienestar de los palestinos, en realidad el planteamiento de fondo es exactamente el mismo que el de las organizaciones terroristas: la destrucción de Israel y la expulsión de todos los judíos de lo que ellos llaman Palestina.

Por si alguien lo hubiese pensado el estudio demuestra que no estamos ante vinculaciones accidentales o similitudes casuales, sino ante un método premeditado, coordinado y organizado de operar, que sirve a distintos objetivos de las organizaciones terroristas, desde “disimular” su doctrina y acciones en contra del Estado de Israel en la propaganda que se hace ante la opinión pública occidental, hasta tener marcos legales dentro de los que moverse en los diferentes países pasando, sobre todo, por obtener y canalizar una financiación a la que no pueden acceder de otro modo, debido a las sanciones que la UE o EEUU han impuesto a Hamás o el PFLP.

En este sentido, hay que recordar que en los últimos años los servicios de seguridad israelíes han relevado que Hamás aprovecha la presencia de ONG que operan en la Franja de Gaza para recibir fondos de donaciones internacionales destinadas en principio a la ayuda humanitaria.

Lamentablemente, algunas de estas ONG vinculadas a organizaciones terroristas han recibido y reciben fondos de instituciones de la Unión Europea y de países europeos, incluyendo dinero público destinado a la ayuda humanitaria y también de fundaciones filantrópicas privadas. Según los responsables del estudio es más que probable que buena parte de estos fondos sea finalmente desviada a organizaciones terroristas, tanto directa como indirectamente.

 

El Comité Nacional Palestino de BDS

La primera de las organizaciones analizadas por el estudio es el Comité Nacional Palestino de BDS (PBDSNC por sus siglas en inglés). Se trata de una organización creada en 2007 en Ramala, la ciudad cercana a Jerusalén en la que tienen su sede las instituciones oficiales en la Autoridad Nacional Palestina.

Entre sus dirigentes está Omar Barghouti, uno de los fundadores de la campaña mundial de BDS y uno de sus principales ideólogos. Cuenta con coordinadores en numerosos puntos del globo y se relaciona con otras ONG que se dedican al BDS en ámbitos más concretos como, por ejemplo, el académico.

El PBDSNC es una coalición de 28 organizaciones y asociaciones palestinas. Las más importante de ellas son las Fuerzas Islámicas Nacionales Palestinas (PNIF, por sus siglas en inglés), que es a su vez un organismo que coordina la actuación de otras 12 facciones palestinas, entre las que están Hamás, el PFLP y la Jihad Islámica. De hecho, las PNIF fueron creadas en el año 2000 para organizar las actividades terroristas de sus miembros en la Segunda Intifada, la oleada de terror en la que murieron 1.000 israelíes y otros 6.000 resultaron heridos.

Las PNIF no sólo realizan llamadas al boicot, también organizan disturbios para acosar a ciudadanos judíos en asentamientos en Judea y Samaria y, por supuesto, desarrollan homenajes a terroristas convictos, como el celebrado a finales del año pasado para glorificar a Ashraf Na’alwa y Salah Barghout. El primero disparó a tres israelíes el pasado mes de octubre, asesinando a dos de ellos y siendo abatido en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad semanas más tarde; el segundo acribilló desde un coche a una pareja de civiles en la que la mujer estaba embarazada y perdió a su hijo como consecuencia de los hechos.

Personajes destacados de PNIF son miembros conocidos del PFLP, como Jamil Zahar, un cargo importante en la Franja de Gaza y miembro del Consejo Central, que actuó como representante del PNIF en la Franja de Gaza; Abd al-Rahim Maluh, Vice-Secretario General de las PFLP, que actuó como representante del PNIF durante muchos años y que estuvo cinco años en la cárcel por sus actividades terroristas; o Mahmoud Abu Tah, representante de las PFLP en el PNIF que fue arrestado en junio del 2017 después de un atentado terrorista Ciudad Viaje de Jerusalén, en el cual fue asesinado un agente de Policía.

Asimismo, entre los máximos responsables de PNIF también se pueden encontrar miembros destacados de Hamás, por ejemplo, lo fue Said Siyam, ministro del Interior responsable de fundar la fuerza de seguridad del Hamás en Gaza durante la guerra civil palestina de 2007. Actualmente es representante de Hamás en el PNIF Ismail Radwan, que fue anteriormente ministro en el gobierno de Hamás y portavoz del movimiento terrorista y es hoy en día uno de los mayores responsables de las marchas del terror de Hamás en la frontera entre Gaza e Israel.

El estudio cita varios más de miembros de PNIF que han sido castigados con condenas de prisión por sus actividades terroristas, un par de ellos de Hamás y otros cinco de la Jihad Islámica.

 

Vinculados al PFLP: Samidoun, Addameer y Al-Haq

Samidoun es una ONG creada en Canadá en 2011, que desarrolla su actividad en el propio Canadá, así como en El Líbano, Estados Unidos, Suecia, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Bélgica, Grecia y los territorios palestinos.

Se dedica a realizar campañas públicas para la liberación de los terroristas del PFLP en prisión. Por ejemplo, ha pedido que se libere al Secretario General de dicha organización terrorista, Ahmad Sa’adat, para el que incluso ha comenzado una nueva campaña exigiendo su libertad a comienzos de enero del 2019.

Samidoun tiene vínculos con otras ONG dedicadas al BDS y, sobre todo, con organizaciones terroristas como la PFLP. Por ejemplo: dos de los activistas que trabajan para la ONG en Europa, Mustapha Awad y Mohammed Khatib, son miembros del PFLP. Las fuerzas de seguridad israelíes han comprobado que el primero recibió entrenamiento militar en El Líbano de manos de Hezbolá.

También lo es Khaled Barakat, que de hecho forma parte de la dirección del PFLP en el Líbano. Barakat está casado con Charlotte Kates, y ambos figuran como coordinadores internacionales de Samidoun.

Otra organización que en teoría defiende a los terroristas del PFLP presos es Addameer, creada en Ramala en 1992 y que actúa sobre todo en los territorios palestinos.

Hasta ocho miembros de esta ONG son o han sido a su vez miembros del PFLP, muchos de ellos en cargos de alta responsabilidad como Khalida Jarrar, vicedirectora de la Junta Directiva de Addameer hasta el 2017, y directora de la organización entre 1993 y 2006. Jarrar ha estado en la cárcel por incitar al terrorismo y ha sido miembro del PFLP al que ha llegado a representar en el Consejo Legislativo de Palestina.

El actual director de la ONG, Abdullatif Ghaith, también uno de sus fundadores, fue miembro del departamento político del PFLP y tiene prohibido abandonar Israel por los vínculos que ha establecido con otras organizaciones terroristas y por sus declaraciones públicas incitando al terrorismo.

Algunos miembros de Adameer han cometido delitos de sangre, como Yaqoub Oudeh o Bashir al-Khairi, miembros de la Junta Directiva de la ONG, que han estado en el PFLP y que fueron condenados a tres sentencias de muerte por participar en el atentado en el supermercado Shufersal de Jerusalán en 1969, en el que perdieron la vida dos israelíes y nueve resultaron heridos; o también, entre otros, Mahmoud Jaddah, miembro de la Junta Directiva y detenido y encarcelado por llevar a cabo ataques terroristas utilizando armas de fuego en Jerusalén, Hebrón y Tel-Aviv.

Fundada en 1979 en Ramala, Al-Haq es una ONG que asegura defender los derechos humanos y que tiene actividad los territorios palestinos, en los Países Bajos, en Francia y en países del norte de Europa.

Al-Haq promueve distintos boicots contra Israel, en ocasiones dentro del Consejo de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, donde ejerce una presión constante para publicar una lista negra de empresas que operan en Cisjordania. Del mismo modo, también desarrolla acciones legales en la Corte Penal Internacional.

Esta organización recibe fondos la Unión Europea y también de países como Noruega, Suiza, Suecia, Dinamarca, Holanda e Irlanda. Se estima que en los cinco años entre 2014 y 2018 ha recibido más de tres millones de euros.

Una serie de miembros destacados de la ONG, incluidos varios de sus directores generales, fueron miembros del PFLP e incluso cumplieron sentencias de varios años en cárceles de Israel por su pertenencia a grupos terroristas.

Uno de ellos es el propio director de la organización, Shawan Jabarin, condenado a varios años de prisión por su actividad terrorista dentro del PFLP, la última vez en 2008. Jabarin, además, ha contratado a varios terroristas de la misma banda que también han pasado por la cárcel para trabajar dentro de Al-Haq,

Vinculados a Hamás: PCHR, PRC y PSC

El Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR por sus siglas en inglés) se fundó en 1995 en Gaza y actúa tanto en la Franja como en Cisjordania y en algunos países de Europa. Se trata de una de las ONG que trabaja en el Corte Penal Internacional de La Haya, desde donde ha intentado forzar el arresto de militares y políticos israelíes en países como Gran Bretaña, Holanda, Suiza, España y Nueva Zelanda alegando presuntos crímenes de Guerra.

Entre los países que le dan soporte económico están Noruega, Suiza, Países Bajos, Suecia, Dinamarca e Irlanda. En el periodo entre 2014 y 2017 se estima que ha recibido 1,33 millones de euros.

El vicedirector de la Junta Directiva del PCHR hasta 2017, Jaber Wishah, fue condenado a dos penas de muerte, pasando quince años en prisión. Durante su pertenencia a la organización terrorista PFLP llegó a ser el responsable de la ‘rama militar’ de la banda.

El Director General de la ONG, Raji Sourani, y el director de su Unidad Legal, Iyad al-Alami, han mantenido vínculos con Hamás e incluso han colaborado con esta organización terrorista prestándole ayuda legal y asesoría desde el 2017. Además, en los últimos meses se ha involucrado en las violentas “marchas del terror” que Hamás organiza en la frontera entre Gaza e Israel.

Por su parte, el Centro de Retorno a Palestina (PRC por sus siglas en inglés) es una ONG establecida en Gran Bretaña en 1996 que opera allí y en otros países de Europa. El Ministerio de Defensa de Israel la declaró asociación ilegal en 2010 porque, más allá de tener vínculos o estar coordinada con organizaciones terroristas era directamente una pieza de la estructura de Hamás.

El PRC funciona como el ala coordinadora y organizadora de Hamás en Europa. Sus trabajadores promueven los objetivos de esta organización terrorista y mantienen vínculos con miembros destacados de ella.

Otro tanto ocurre con la Campaña de Solidaridad con Palestina (PSC, por sus siglas en inglés), una de las ONG británicas más importantes de deslegitimación y boicot al Estado de Israel, y una de las más grandes de Europa. Fundada en 1982 se centra en promover boicots y organizar manifestaciones en contra del estado de Israel y de las empresas que operan en Israel.

En muchos temas trabaja en coordinación directa con el PRC, que como hemos visto es una parte de Hamás. Directivos de la ONG llegaron a reunirse en 2012 con Ismail Naniyeh, en aquel momento primer ministro en Gaza y ahora máximo dirigente de la organización terrorista. Además, miembros y exdirectivos del PSC participaron en la primera y violenta flotilla de la libertad.

Estas flotillas también han tenido una vinculación directa con Hamás a través de algunos de sus promotores más importantes: por ejemplo, Ismail Patel, fundador de la ONG Amigos de Al Aqsa, se encontraba a bordo del tristemente famoso Mavi Marmara.

Es así mismo el caso de Muhammad Kazem Rashid Maruf Sawalha (alias Abu Abada), también uno de los inspiradores y organizadores de las flotillas, que fue miembro del brazo político de Hamás y que en 2013 fue descubierto por el Ministerio de Defensa de Israel como responsable de una sociedad ilegal de Hamás.

 

Por supuesto, también en España

Como era de esperar, estas relaciones entre supuestas ONG solidarias y las organizaciones terroristas palestinas se dan también en España. Un ejemplo evidente es la actividad en nuestro país de Leyla Khaled, la famosa terrorista del PFLP que ha viajado a nuestro país dando charlas sobre “derechos humanos”.

En alguna de estas visitas Khaled ha cobrado de la exdiputada de IU Ángeles Maestro, actualmente imputada en la Audiencia Nacional por financiación del terrorismo al haber, presuntamente, entregado dinero a Hamás.

Un caso similar al de Khaled es el de Khalida Jarrar, la líder de la rama política del PFLP que ha recibido dinero de varias instituciones españolas como los Ayuntamientos de Vitoria y Barcelona. Partidos como EH Bildu han realizado campañas en su defensa en alguna ocasión. Como ya hemos visto, Jarrar ya fue condenada en 2015 a 15 meses de prisión por desarrollar actividades terroristas y, además, fue de nuevo detenida en julio de 2017 con las mismas acusaciones.

Una de las ONG españolas que se ha relacionado con el PFLP ha sido Paz Con Dignidad, que hasta 2015 tenía como coordinador a José Luis Nieto Pereira, condenado en 1982 por atracar un banco con otros miembros de un grupo terrorista independentista gallego. Nieto dejó la ONG para ser uno de los asesores de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid y, casualmente, la que era su ONG ha recibido medio millón de euros en subvenciones municipales.

Una de las organizaciones más citadas en el informe del Ministerio de Asuntos Estratégicos y Diplomacia Pública de Israel es Adameer, de la que ya hemos hablado aquí y que tiene también interesantes vinculaciones con España. La primera de ellas es a través de Gonzalo Boye, el polémico abogado impartió un curso a letrados palestinos sobre la jurisdicción universal y cómo puede relacionarse esta con los presos palestinos.

Además, la propia directora de Adameer, Shahar Francis, estuvo en nuestro país en un viaje para obtener fondos. Entre los personajes con los que se reunió estuvo Juan Karlos Izagirre, que fue alcalde de San Sebastián por Bildu. Fue recibida también por la comisión de derechos humanos del Parlamento Vasco.

Por último, hay que señalar que además de sus relaciones con Adameer Gonzalo Boye es representante en España de otra de las ONG mencionadas en el informe: el Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR) que recibe dinero de la malagueña Asociación Al Quds, a su vez financiada por la Junta de Andalucía y, sobre todo, AECID.