ActividadesBDSIsraelTerrorismo

Molins de Rei cede ante la extorsión del discriminatorio BDS

Publicado el
Tras las presiones recibidas por el movimiento antisemita, se traslada el partido de Liga Mundial de Water Polo Femenina a Barcelona
El Ayuntamiento de Molins de Rei cede ante el chantaje y se atemoriza ante el alboroto de los instigadores del odio
La CUP Barcelona anuncia que apoyará el Boicot en la ciudad de Barcelona para evitar que se celebre el partido

********************

El segundo partido de la Liga Mundial de Water Polo Femenina debería jugarse en las instalaciones deportivas de la localidad catalana de Molins de Rei el martes 6 de noviembre. Pero debido a las presiones recibidas de parte del Movimiento radical BDS, los dirigentes de este municipio del área metropolitana de Barcelona han alegado que, por motivos de seguridad, no albergarán dicho acontecimiento deportivo.

El movimiento antisemita BDS, que lideraba la propuesta de boicot junto con otros grupos afines, convocaron una manifestación a las puertas del complejo deportivo. Ante la falta de valentía política y de compromiso democrático por parte del Ayuntamiento de Molins de Rei, la Real Federación Española de Natación anunció que el partido se disputará en la ciudad de Barcelona.

Tras el anuncio de la Federación, la CUP se ha apresurado en declarar el apoyo a un nuevo boicot, lo que suponemos que conllevará las mismas amenazas que ya han realizado con anterioridad, y ahora será la alcaldesa Ada Colau la que deberá tomar cartas en el asunto. Así mismo, debemos recordar que de no disputarse el partido, España se vería seriamente perjudicada, siendo derrotada automáticamente por el reglamento.

Desde ACOM condenamos enérgicamente el uso de eventos deportivos para promover el odio y la discriminación. Y no es menos dañina y deplorable, la cesión por parte de las instituciones que capitulan ante las amenazas de dichos grupos y, en la práctica, se unen a este tipo de boicots.

Muchas son las evidencias de que este movimiento no se preocupa en lo más mínimo por la defensa de los derechos humanos, sino que únicamente busca la denostación de Israel, sus ciudadanos y sus amigos. Las llamadas al boicot deportivo y cultural son dos de las mayores expresiones de intolerancia que se puede demostrar; no constituyen tan solo una falta de respeto al esfuerzo y perseverancia de los deportistas, sino que pretenden castigar y discriminar a sus participantes por su origen nacional, no por sus acciones como deportistas.

Además, estos movimientos discriminatorios y abiertamente apegados a la izquierda radical, y en el caso catalán el independentismo más sectario y antiespañol, evidencian un falso compromiso con los derechos humanos, dado que nada han mencionado respecto a los partidos que se disputarán contra Rusia, país que actualmente ocupa territorios de la vecina Ucrania y que vulnera abiertamente los derechos humanos del colectivo LGBT.

ACOM, en su compromiso con la defensa de la democracia, seguirá desenmascarando todas las acciones que lleve a cabo el Movimiento BDS que, con su falsa solidaridad con el pueblo palestino, se propone coartar las libertades de los judíos en España, en su afán de hostigamiento constante al único estado judío en el mundo y a la única democracia de Oriente Medio.