Negociaciones y desequilibrios

Publicada en Publicada en ANP, Cisjordania, Conflicto, Derecho Internacional, EE UU, España, Estado Palestino, Franja de Gaza, Israel

Saeb Erekat, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP y Jefe del equipo negociador palestino, publicó el pasado 18 de junio un nuevo documento sobre la posición oficial de su organización, incluyendo una serie de recomendaciones para los líderes palestinos. El documento esboza una estrategia palestina en su lucha diplomática con Israel. Sus principales puntos son:

         Anular el reconocimiento de Israel por parte de la OLP.

Una campaña diplomática para reclutar el apoyo internacional que obligue a una retirada israelí a las líneas de 1967.

Insistir en el “derecho de retorno” de los “refugiados” palestinos junto con sus descendientes.

El rechazo de las propuestas para una solución temporal o parcial con Israel.

Una batalla legal en contra de Israel en la arena internacional destinada a limitar la capacidad de Israel de defenderse contra el terrorismo palestino.

La cooperación estratégica con Hamas y la Jihad Islámica mediante su integración en las instituciones de la OLP.

Encaminar el esfuerzo global hacia la “lucha popular pacífica” contra Israel (definido por el liderazgo palestino como ataques terroristas locales).

Desde ACOM consideramos inaceptable que la balanza en la negociación sea arteramente descompensada hacia un sólo lado. Para alcanzar una solución justa, eficaz y duradera de dos estados, no se puede exigir permanente y únicamente a una de las partes, en este caso Israel, y no realizar, no ya una mera exigencia, sino una simple evaluación al lado palestino.
España financia a la Autoridad Palestina. Fondos económicos de nuestro estado y de la Unión Europea salen a espuertas hacia la AP. Es responsabilidad de quienes manejan nuestros impuestos gestionar de forma eficaz los mismos. En esta situación concreta, España tiene la responsabilidad de exigir a la Autoridad Palestina una actitud constructiva, conminarles a abandonar el cinismo, el chantaje y posiciones deplorables como contar con la Jihad islámica como interlocutor necesario.
Recordando a J.F. Kennedy: “no es posible negociar con aquéllos que dicen, «lo que es mío es mío y lo que es tuyo es negociable»”.
A continuación ofrecemos dichos puntos traducidos de dichos puntos críticos de la propuesta-guía de Erekat:

  1. Advertimos en contra de la posible preparación de una propuesta de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que incluya todos los elementos que han sido rechazadas por los palestinos y los árabes, como el estado judío, dejando a las fuerzas de ocupación a lo largo del río Jordán, o el principio de intercambios territoriales, la desmilitarización del Estado, y las formulaciones vagas respecto a Jerusalén y los refugiados.

Cabe destacar que la elaboración de una nueva propuesta de resolución del Consejo de Seguridad debe incluir: el establecimiento del Estado de Palestina en las fronteras de 1967 con el este de Jerusalén como su capital; una solución del problema de los refugiados sobre la base de la Resolución 194;

la liberación de los presos;

la negación del Estado judío o cualquier formulación de seguridad que dejase las fuerzas israelíes a lo largo del río Jordán y todo lo que implica una división continua entre la Franja de Gaza y Cisjordania;

la dependencia de la Iniciativa de Paz Árabe, con todos sus componentes y las resoluciones internacionales legítimas de la Resolución 242 de la Resolución 19/67 de la Asamblea General de 2012, que reconoció al Estado de Palestina como miembro observador; la adhesión para poner fin total de los asentamientos en la Ribera Occidental, incluida en el este de Jerusalén y sin excepciones;

y la liberación de los prisioneros.

Esto debe estar dirigido a poner en marcha un proceso de paz con una reunión internacional cumbre bajo supervisión internacional, que incluirá, además de los estados miembros permanentes del Consejo de Seguridad, los representantes de los estados árabes, la Unión Europea y los Estados BRICS [Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica], y la fijación de un plazo final para las negociaciones en el transcurso de un año, y la plena aplicación del acuerdo en un plazo que no excederá de dos años.

El Comité Ejecutivo de la OLP se encargará de la preparación de una nueva propuesta de resolución del Consejo de Seguridad.

  1. Comité Ejecutivo de la OLP, encabezada por el presidente Mahmoud Abbas, será responsable de la actividad del Comité Nacional Supremo en asuntos relacionados con la Corte Penal Internacional, y en concreto en relación con la preparación del expediente sobre la agresión contra la Franja de Gaza en 2014, y el archivo de la liquidación de 1967 hasta la actualidad, de una manera que incluirá todas las acciones de liquidación, incluyendo el terror por grupos de colonos, la confiscación de tierras, destrucción de casas, las carreteras de circunvalación, la infraestructura, la construcción de asentamientos en todas sus formas, el muro de separación racista, y así sucesivamente, y continuará la vigilancia activa de la aplicación de las decisiones de la Corte Internacional, mientras que los utiliza como fuente de autoridad legal sobre la cuestión de los asentamientos y la valla en todas nuestras actividades internacionales.
  2. Actividad con la Unión Europea para reforzar las directrices sobre el boicot a los productos de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos y árabes ocupados, y en particular a la luz del hecho de que 16 estados de la Unión Europea tomaron la decisión de añadir etiquetas de todos los productos de los asentamientos, mientras que continúa la actividad decidida a poner fin a toda la actividad de empresas extranjeras en los asentamientos.
  3. Actividad con todas las instituciones de la Unión Europea para evitar la adición de cualquier movimiento palestino u organización a la lista de terrorismo, incidiendo en una resolución que distinga entre la resistencia legítima y el terror.
  4. Retirar el reconocimiento de la OLP del Estado de Israel.
  5. Acelerar el trabajo para llegar a una reconciliación palestina, de manera que asegure un acuerdo sobre la celebración de elecciones a la presidencia de Palestina y para el Consejo Nacional Palestino.
  6. Antes de que las elecciones se llevan a cabo, el Consejo Nacional Palestino debe convocar con la participación de Hamas y la Jihad Islámica para elegir un nuevo Comité Ejecutivo de la OLP de cara a un gobierno temporal del Estado de Palestina.
  7. Continuar el apoyo a la lucha de los presos por la libertad y contra la política israelí de terror, y la actividad para asegurar el retorno de los expulsados de la Iglesia de la Natividad.

Fuentes:

Documento original (en árabe):
Documento en inglés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.