Nuevo golpe judicial a la discriminación: anulado el boicot a Israel en Barberá del Vallés

Publicada en Publicada en BDS, España, Israel, Terrorismo
El Pleno del Ayuntamiento de Barberá del Vallés, en sesión ordinaria celebrada el día 31 de mayo de 2017, ha acordado la ejecución de la sentencia del Juzgado administrativo número 5 de Barcelona, por lo que se anulan los acuerdos de boicot a Israel y la adhesión a la campaña BDS del Ayuntamiento de Barberá del Vallés.
Partido Popular, Partido Socialista y Plataforma Ciutadana per Barberà votaron a favor de ejecutar la sentencia. Sin embargo, Esquerra Republicana de Catalunya, Junts per Barberá (coalición entre Podemos y las CUP), y Recuperem Barberá se abstuvieron de votar a favor de aceptar la resolución judicial.
El mencionado Pleno adoptó el día 27 de abril de 2016 aplicar todas las medidas a su alcance para no establecer convenios ni acuerdos comerciales, académicos, culturales, políticos o deportivos con empresas, instituciones u organizaciones de Israel, o de aquéllas que no siéndolo, mantengan relaciones con Israel, introduciendo condiciones a la legislación de contratos del sector público, y adherirse y prestar su apoyo a la campaña de boicot BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones).
La Magistrada encargada del asunto afirmó que tales acuerdos pueden crear un perjuicio a los intereses generales ya que su aplicación permite que en cualquier procedimiento de contratación pública sean excluidos licitadores que cumplan las condiciones legales, pero, que no obstante, sean discriminados por motivos políticos.
Antes de la anulación, el Fiscal informó que existía el riesgo de que el Ayuntamiento de Barberà emprendiera acciones contra aquellas empresas, instituciones o, entidades que considerara que de acuerdo con su postura de apoyo a la campaña de boicot, no colaboran adecuadamente en la situación de Oriente Medio, reconociendo el riesgo creado por la campaña institucional del municipio para quienes se muestren contrarios a la campaña de boicot BDS.
Barberà del Vallès, con 32.550 habitantes, en la provincia de Barcelona, sale por tanto, gracias a la iniciativa legal de ACOM, de la ignominiosa lista de instituciones públicas que apoyan la discriminación activa del boicot a Israel.