ACOM denuncia la hostilidad del Consulado español en Jerusalén contra Israel

El Consulado mantiene una hostilidad abierta contra Israel. Y una complicidad permanente con el terrorismo, así como una actitud de antisemitismo feroz.

La Embajada es responsable de esta actitud propagandística e incluso filoterrorista del Consulado.

El Ministerio de Exteriores, Jose Manuel Albares, debe actuar con determinación ante la hostilidad del Consulado de España en Jerusalén contra Israel.

********************


El pasado domingo el grupo terrorista Hamás perpetró un nuevo crimen en las calles de la capital de Israel. Un crimen a sangre fría perpetrado por un miembro del mal denominado brazo político de Hamás. En definitiva, un terrorista que disparó a bocajarro en pleno día en la histórica ciudad de Jerusalén. De los cinco israelíes heridos en el ataque, dos graves y tres leves, uno de ellos, de 26 años de edad, murió a causa de las heridas. Gracias a las fuerzas de seguridad israelí el asesino fue neutralizado, evitando así una tragedia mayor. Los grupos terroristas Hamas y Yihad Islámica celebraron el ataque con declaraciones públicas y con vítores en las calles.

Ante este ataque terrorista, el Consulado español sólo ha sido capaz de emitir un comunicado de condena al respecto cuando la presión pública ha sido insostenible. Y para demostrar su recelo y hostilidad ha acabado poniendo en el mismo rasero a los terroristas palestinos y a las víctimas civiles israelíes. Dicha deplorable actitud no es novedosa, ACOM ha denunciado públicamente en innumerables ocasiones el posicionamiento activista y partidista de la institución española en Jerusalén.

ACOM, considera que la Embajada es responsable de esta actitud propagandística e incluso filoterrorista del Consulado liderado actualmente por Alfonso Lucini Mateo. El Consulado mantiene una hostilidad abierta ante el estado que los acoge y en cuya capital se instala. La actitud que demuestra el Consulado es de complicidad permanente con el terrorismo y de un antisemitismo feroz.

El Ministerio de Exteriores, encabezado por José Manuel Albares, no puede eludir esta afrenta permanente a un país amigo. ACOM insta al ministro a tomar un actitud determinante ante esta situación y destituir al cónsul. Además es imprescindible realizar una reestructuración en el Consulado y capitanear una nueva era en la que queden atrás las manifestaciones antisemitas y las inclinaciones filoterroristas de los miembros de dicha institución.

La acción que debe de llevar a cabo la Embajada o en su defecto el Ministerio de Exteriores español es ineludible. De lo contrario la relación entre los dos países llegará a un punto de no retorno. Ese escenario sería tremendamente contrario a nuestros intereses nacionales y por tanto desde ACOM exigimos al Ministro Albares que actúe con determinación, pues de otro modo la única lectura posible es el apoyo, desde el Gobierno de España, a la agresión y la connivencia con los que compadrean con los asesinos de judíos. La falta de acción inmediata justificará así mismo una acción diplomática por parte de Israel.

Una escalada de la que sólo nuestro gobierno con su hostilidad continua será responsable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.