ACOM inicia acciones legales contra la Universidad Autónoma de Barcelona


Tras tener conocimiento de diversas actuaciones públicas de posicionamiento político con relación a la guerra que está librando el Estado de Israel contra el grupo terrorista Hamás, promovidas o amparadas por el equipo de gobierno de la UAB, desde ACOM emprendemos acciones jurídicas al respecto.

Nos referimos en concreto al “Comunicado del Equipo de Gobierno de la UAB ante la situación en Gaza” del pasado 10 de noviembre de 2023, una grotesca patrimonialización de recursos públicos en el que se califica de “agresión infractora del derecho internacional” a las acciones del ejército israelí en respuesta a la previa masacre perpetrada por el grupo terrorista en el sur de Israel.
El mismo equipo de gobierno realizó una convocatoria denominada de “un minuto de silencio en solidaridad con el pueblo palestino” en todos los centros docentes de la UAB, el pasado 29 de noviembre a las 13 horas. El mismo equipo de Gobierno que evita hasta la contorsión hablar de los crímenes de los terroristas, siendo incapaz de responsabilizarlos por la masacre cometida en su ataque del siete de octubre, y condenarlos sin ambages por ello.

Como institución pública y plural que es la Universidad, sus actuaciones en el terreno político deben estar presididas por el principio de competencia y por el principio neutralidad ideológica. Por mucho que la UAB nos tenga tristemente acostumbrados a vulnerar ambos principios en numerosos aspectos, desde ACOM no vamos a callarnos frente a los que pretenden imponer su monolítico discurso sesgado que busca crear espacios violentos, extremadamente hostiles, irrespirables para cualquier estudiante judío o israelí, o amigo de los mismos.

En ACOM hemos iniciado el proceso legal con el objeto de revocar el comunicado de referencia, y lograr el establecimiento de las medidas pertinentes con el fin de impedir convocatorias o iniciativas públicas en el ámbito de la UAB que supongan la infracción de los principios de competencia, objetividad y neutralidad ideológica. Y, sobre todo, que se detenga toda incitación al odio y la glorificación del discurso del yihadismo, siendo especialmente obsceno que sea la Academia quien asuma y difunda el relato de los terroristas.

La Universidad es de todos. ACOM no se guía por palabras huecas ni gestos estériles. Tenemos un compromiso continuo y firme contra el odio antisemita. Y, en concreto, contra cuantos coartan la libertad de los judíos en España u hostigan al único Estado judío del mundo. Máxime cuando esos antisemitas se valen de recursos públicos.