Un verdadero Capitán

Carta a El Comercio en respuesta a columna editorial

El burdo cinismo palestino