El ataque a la Embajada de Israel refleja que la Primavera Árabe puede convertirse en el Invierno Fundamentalista

Gaza: territorio no ocupado