El Colegio de Abogados de Oviedo premia a una organización vinculada al terrorismo palestino

El VII Premio a la Igualdad del Colegio de Abogados de Oviedo ha sido otorgado a Sahar Francis, directora general de la Organización palestina Addameer, con estrechos vínculos con el terrorismo palestino.

El Colegio de abogados destaca entre los méritos de la premiada “la defensa de la igualdad de las mujeres palestinas” y “su apuesta por la inclusión de la perspectiva de género en los diferentes proyectos que desarrolla dicha asociación”. Pero, groseramente (es cuestión de hacer una búsqueda sencilla en la red sobre la organización), han obviado los vínculos de Addameer con organizaciones terroristas. No sólo Addameer ha celebrado la masacre del 7 de octubre (de hecho, denominó esos ataques como “agresión israelí”), sino que, desde hace lustros, vienen desempeñando un rol clave en el exterior para la agenda del FPLP, organización catalogada por la Unión Europea en lista de bandas terroristas.

Addameer está íntimamente relacionada con el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), el segundo integrante más importante de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) después del Fatah que fundó Yasser Arafat.

El FPLP está considerada una organización terrorista por Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá, y ha sido responsable de numerosos asesinatos de civiles israelíes en los últimos años.

Addameer -que fue fundada en 1992 y actúa sobre todo en los territorios palestinos- no solo defiende a los terroristas del FPLP detenidos por Israel calificándoles de “prisioneros de conciencia” como si hubieran sido arrestados por sus ideas.

De su Junta Directiva han salido varios terroristas con delitos de sangre, y otros tantos condenados por incitación al odio y planificación de actividades terroristas.

Las actividades criminales de miembros de Addameer y las conexiones de esta organización con un grupo calificado de terrorista por las grandes democracias del mundo son sufragadas ampliamente desde administraciones españolas, principales patrocinadores internacionales de Addameer. El dinero público del contribuyente español que se destina a pagar sueldos de terroristas y propaganda que enaltece las masacres de israelíes llega a la ONG a través de instituciones regionales y locales en manos de la izquierda más radical y/o de movimientos grupos separatistas o separatistas que antes han mostrado igualmente complacientes con el terrorismo de ETA en España. Y como observamos, también lamentablemente desde el Colegio de Abogados de Gijón.

El jurado que ha otorgado el galardón está compuesto por Victoria Ortega Benito, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Jesús María Chamorro, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Encarnación Vicente, viceconsejera de Justicia, Paz Fernández Felgueroso, presidenta del Consejo de Comunidades Asturianas, y Enrique Pañeda Reinlein, activista de Amnistía Internacional de Asturias.

La candidatura fue presentada por los colegiados Gonzalo Olmos Fernández-Corugedo, militante socialista que ha desempeñado varios puestos en la dirección del PSOE asturiano, y Gemma Elena Arbesú Sancho, militante y miembro de listas electorales de Podemos.

Es de una gravedad extrema que el Ilustre Colegio de Abogados de Oviedo, y muy particularmente, altos responsables, como el Decano del mismo, Antonio González-Busto Múgica, y  la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, presten su apoyo efectivo a un grupo abiertamente antisemita y filoterrorista.