Organizaciones pro-palestinas en España señalan y marcan objetivos personales

La organización terrorista (designada como tal por la Unión Europea), Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), cuenta con una infraestructura activa en Europa Occidental, especialmente agresiva en España. Un elemento destacado de su infraestructura en España es la ONG «Samidoun-Red Palestina de Solidaridad con Prisioneros”.

El objetivo del FPLP y Samidoun es el mismo: la desaparición del Estado de Israel, pidiendo la «liberación» de la zona comprendida entre el mar Mediterráneo y el río Jordán, «desmantelando la empresa sionista», incluso a través de la fuerza.

La creciente penetración en todo el continente europeo de esta organización terrorista era de esperar también en España, teniendo como actores principales y soporte a figuras de la extrema izquierda doméstica, tanto a nivel de partidos como de supuestas ONGs. No es una cuestión baladí, ya que España ha sido el laboratorio de pruebas mundial donde en el bds-elai ha lanzado su ofensiva institucional, coincidente en el tiempo con la entrada masiva en las instituciones de Podemos, Compromis, CUP y otras formaciones separatistas.

Pero las genéricas exhibiciones de coacción y apología del terrorismo que Samidoun viene realizando en España desde su implantación ya han escalado a un nivel nominal extremadamente preocupante. El penúltimo episodio de violencia explícita de Samidoun ha sido la publicación de un listado en redes sociales en los que se identifica, con imágenes, nombre completo y domicilio, a 46 agentes de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina.

Abrir imagen

El listado en cuestión, que marcaba objetivos en vendetta tras el asesinato de un periodista por parte de la ANP, ha sido publicado por el miembro de Samidoun Daniel Lobato.

No son nuevas esas luchas intestinas por el poder entre las facciones palestinas, todas ellas movidas por la corrupción y la violencia. Pero si es especialmente preocupante que, desde organizaciones satélites del terrorismo palestino, se internacionalicen esas amenazas de corte mafioso.

El perfil extremadamente violento de Samidoun, que sigue operando en España, lo marca su expulsión del Comité Central del BDS (boicot, desinversiones y sanciones contra Israel), movimiento ya de por si discriminatorio – como han sentenciado más de 80 juzgados y administraciones públicas voluntariamente en España -. Samidoun, en su defensa de acciones terroristas, comprometía la mascarada de “no violencia” que dicho Comité pretende, sin éxito, promover.

No sólo eso, sino que Samidoun está en abierto enfrentamiento con la dirigencia de Fatah, llegando a considerar a la Representación Diplomática Palestina en España “colaboracionistas del régimen sionista de ocupación” (sic).

Lobato, que también ha formado parte de Podemos (ayudando a la constitución del Círculo Podemos-Palestina), es miembro de Unadikum, la organización antiísraelí presidida por el eurodiputado de Podemos Manuel Pineda, y es conocido por su extrema agresividad. En diciembre del 2019, durante el acto “Islas de Paz” en el Hotel Intercontinental de Madrid, un evento internacional que busca la reconciliación y coexistencia entre palestinos e israelíes, tuvo que ser expulsado por la seguridad del Hotel por su actitud beligerante con los ponentes y público presente.

La estrecha relación de Lobato y otras cabezas visibles de Samidoun España con la cadena de televisión financiada por el mismo régimen iraní que busca la desaparición de Israel, Hispan TV, produce más desasosiego a las ya preocupantes y amenazantes publicaciones vertidas en las últimas fechas.

Estos precedentes, unidos las listas que marcan objetivos visibles, obligan a extremar la precaución tanto de judíos como de españoles que se hayan posicionado abiertamente a favor de Israel, una realidad nacional que Samidoun pretende exterminar literalmente. Lógicamente, todos estos hechos han sido puestos en conocimiento de las Fuerzas de Seguridad del Estado, con el objeto de que se extremen las medidas de seguridad sobre posibles objetivos, así como puedan estrechar el cerco sobre la actividad de grupos radicales operativos en España.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.