Paralizado judicialmente el boicot de la Universidad de Granada a universidades e instituciones israelíes

El Juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Granada, con fecha 14 de junio de 2024, ha emitido un auto de medidas cautelares tras el recurso contencioso administrativo de protección de derechos fundamentales interpuesto por ACOM contra el acuerdo de 17 de mayo de 2024 del Consejo de Gobierno de la Universidad de Granada, por el que suspende su colaboración científico-técnica y de movilidad con universidades e instituciones israelíes.

Dicho auto 223/20244 suspende la ejecutividad del acuerdo adoptado por la Universidad de Granada. La medida se mantendrá hasta que se dicte sentencia firme que ponga fin al proceso.

Indica el juzgado, literalmente: “Al analizar todo ello no debe perderse de vista que las medidas controvertidas inciden directamente en el principio de no discriminación, la dignidad personal y la libertad de cátedra, lo que conlleva que la ponderación de intereses en juego que necesariamente debe hacerse se otorgue prevalencia a la garantía de los referidos derechos fundamentales, frente a los cuales, consideramos respetuosamente, la Universidad tan solo puede hacer vale un interés ideológico, pues realmente no parece plausible que la lesiva medida permita la consecución de interés general o público alguno que pueda merecer la atención del juzgador por encima de los referidos derechos fundamentales”.

Frente a la intolerancia, frente al antisemitismo, no vamos a detenernos nunca.